El último paseo

Traducido por Lua Gatchan (from the original in English The Final Walk).

 

El camino a casa desde el muelle es uno de los pequeños placeres de la vida. Normalmente es un paseo de 20 minutos, pero a menudo puedo tardar hasta una hora o incluso dos, ya que me paro a charlar con todo el mundo en el camino, con los comerciantes, con las personas que conozco de vista o incluso con desconocidos. Esta es la costumbre en mi pueblo en el sur de Tailandia, donde encuentras sonrisas y todo el mundo te habla.

Old dog

Bombom was old and tired, ready for his final walk to the temple.

El clima es casi siempre caluroso y soleado, entre 29° y 38°, hoy hace exactamente 32° según mi equipo de buceo. Por supuesto hay lluvias durante la temporada de lluvias, pero sólo duran una hora o dos y todo se seca pronto, dejando una sensación de frescura y olor a tierra mojada en el aire. A veces llueve tanto que las calles se convierten en ríos pequeños, pero todo el mundo se lo toma con calma, con los pantalones arremangados; la vida continúa (literalmente) con una sonrisa.

Después de haber completado tres inmersiones, una de ellas con fuerte oleaje, como de costumbre me muero de hambre. En estos días, mi trabajo en Tailandia consiste en la gestión biológica del medio marino que, básicamente significa bucear, a veces con estudiantes, otras sin, hago fotos a los peces y a los corales que veo, y luego escribo un informe. Sí, ¡esto es lo que yo llamo un trabajo! Me paro en uno de esos extraordinarios vendedores ambulantes en la calle principal para comer algo. La comida en la calle es tan barata y tan buena que no vale la pena ir a casa y cocinar.

Buddhist Monk and Dog.

Buddhist Monk and Dog (image by John Lander).

Mi restaurante favorito (que se parece más a un garaje abierto) es una empresa familiar, al igual que la mayoría de los negocios en Tailandia. Los dueños viven allí. Tienen un televisor y una cama para los niños en la parte trasera, es decir, detrás de las cuatro mesas para los clientes. Todo está a la vista de todos. Claro, no quieren dejar a los niños solos en una habitación. Los niños (y los perros) son una parte inherente en la vida Tailandesa, los ves en todas partes. Se les permite hacer lo que quieran, pocas veces se les regaña o se les grita, y sorprendentemente son muy educados. Me desconcierta cómo manejan esto, sobre todo cuando pienso en algunos de nuestros mocosos en Occidente, tanto humanos como caninos. Todavía tengo que descubrir su secreto, pero supongo que tiene algo que ver con el hecho de que son parte de la vida cotidiana desde el día en que nacen; están perfectamente integrados sin ningunas construcciones ni zonas artificiales “para niños”. Lo mismo ocurre con los perros; son miembros como todos los demás, sin preocupaciones y sin ninguna atención especial, sin tratar a unos o a otros de una forma especial.

Sawasdee kha khoon, Logel”, Phee Malí me saluda con una gran sonrisa cuando me ve.

Phee significa hermana mayor y Malí significa Jasmine, que es su nombre. Soy Logel porque los tailandeses siempre te llaman por tu nombre de pila. Los apellidos son un invento relativamente nuevo que se les impone por el Gobierno en respuesta al crecimiento de la población y una sociedad más moderna. La guía telefónica está ordenada por el nombre de pila. El Rey Rama VI introdujo los apellidos en 1920 y él, personalmente, inventó apellidos para unas 500 familias. Todos los tailandeses tienen apodos. ¡Te diriges a tus amigos por sus apodos y ni siquiera conoces su nombre real! Soy Logel porque la mayoría de los tailandeses no pueden pronunciar el sonido de la letra “r”, ni siquiera en su propio idioma y sorprendentemente tienen la “r” en el idioma Tailandés.

Dog in Temple

Thais often take the dogs to the local temple so they can die in peace, in the company of the monks, near Buddha.

“¿Estás bien? ¿Has visto algún pez hermoso hoy?” me pregunta Phee Malí en ‘Tenglish’ (inglés-tailandés, que es un lenguaje en sí mismo, encantador y adictivo). En poco tiempo y sin ni siquiera darte cuenta, empiezas a hablar Tenglish. Yo hablo una mezcla de Tailandés y Tenglish con los lugareños. A medida que mejora mi tailandés hablo menos Tenglish, pero el tailandés es difícil porque es una lengua tonal. El tono con el que se pronuncia una palabra cambia su significado, y a veces de una forma dramática. Hay palabras que siempre pronuncio mal y a los tailandeses les da un ataque de risa, ya sea porque estoy diciendo un disparate o digo algo mal. Les encanta cuando se trata de la segunda opción. Incluso me animan a decir una palabra que sé y que ellos saben que no puedo pronunciar bien sólo para divertirse. Pero esa diversión es sana y sin ningún ánimo de faltar el respeto. Por el contrario, me dan un trato preferencial porque hablo tailandés.

Transcribiré a continuación algunas de nuestras conversaciones en inglés, traducido directamente de palabras tailandesas, con el fin de dar a mis lectores una idea.

Sí”, contesto. He visto peces hermosos y corales. El Thale (mar) Andamar estaba muy bien.

“Oh!, estás tan negro!” Exclama con el ceño fruncido y una sonrisa. “Negro” en realidad significa bronceado o quemado por el sol. A las mujeres tailandesas no les gusta estar morenas. A ellos les gusta el blanco, como suelen decir, y se preocupan cuando ven a alguien con lo que en Occidente llamamos un bronceado saludable y atractivo.

“You hung’y ‘ight, gwai teeaw moo pet mak ‘ight? Phee Malí me pregunta riendo. Ella sabe exactamente lo que tengo en mente; me encanta un plato de Gwai teeaw moo, caliente y picante, especialmente después de un día duro de trabajo. Es una sopa de fideos y carne de cerdo o pollo o camarones,  con todo lo que puedas imaginar. Incluso lo sirven con un plato de vegetales frescos que cortas con los dedos y los metes en la sopa como prefieras. Lo mezclas todo tú mismo con chili seco, chili fresco, salsa de chili, salsa de pescado, soja, pimienta, sal y un poco de azúcar (sí, azúcar, pruébalo y verás por qué me encanta). Es delicioso y puedo asegurar que también es muy saludable.

Me como mi Gwai teeaw moo y disfruto de un té verde helado sin azúcar. El sol se pondrá dentro de una media hora; aquí siempre se pone a la misma hora, siete grados al norte del ecuador. No hay lluvia hoy. ¡Disfruto de la vida en el Paraíso!

“Thao THALE SA Baay dee Mai”. Los niños van corriendo a preguntarme sobre los peces y en especial sobre la tortuga marina, su favorita, y es una buena oportunidad para practicar mi tailandés. Me llaman Lung Logel (tío Roger), en deferencia por mi edad. Entonces llega el turno de decir hola a los perros, un idioma que sé, que no tiene ningún acento y se habla igual en todos los continentes.

Thai Child wai.

The wai is the Thai greeting when you raise both hands together to your chin. It still strikes me as the most beautiful greeting I’ve ever seen.

Veo a Ae al otro lado de la calle (AE es un nombre divertido de un juego del escondite de Tailandia). La conozco a ella y a sus padres. Su padre trabaja en uno de los barcos que utilizo con regularidad en mis excursiones de buceo. A menudo le ayudo a atracar el barco cuando llegamos al muelle cuando no hace un clima perfecto y a veces tomamos una cerveza juntos después de haber asegurado el barco, descargarlo, etc. Ae está en cuclillas al lado de su perro, uno de esos perros de Tailandia que se parecen a todos los demás. Los perros de aldea en Tailandia son todos iguales, como si fueran de una raza particular, producto de una reproducción aleatoria a lo largo de los años. Yo los llamo “el perro por defecto”.

“¿Ae está triste, verdad?” Le pregunto a los niños.

“Oh, el perro de Ae está muy viejo. Mañana el padre de Ae llevará al perro al templo”, responde Chang Lek (su nombre es Pequeño Elefante).

Termino mi comida y voy a hablar con Ae, que todavía está en cuclillas junto a su perro, acariciándolo. Puedo ver que Bombom está viejo y cansado. Es un perro bueno y agradable. A menudo se le puede ver paseando por el pueblo tranquilamente por el vecindario. Él increíblemente siempre está muy polvoriento a pesar de que Ae y su madre lo bañan cuidadosamente y con frecuencia. Cuando me acerco a ellos, él a penas levanta la cabeza. Se muestra afable y resignado de sí mismo.

“Sawasdee khrap, Ae”.

“Sawasdee kha,” me responde la niña, y se apresura a mostrarme un wai para mi. El wai es el saludo tailandés, levantando ambas manos a la barbilla. Todavía me parece el saludo más hermoso que he visto nunca.

“Bombom es viejo, verdad?” le pregunto.

“Sí señor”.

“Bombom ha tenido una vida feliz. Tú eres una buena amiga de Bombom”.

“Sí señor”, dice suavemente.

“A Bombom le gustas mucho”, le digo quedándome sin palabras.

“Mamá y papá mañana llevarán a Bombom al templo”, responde ella, y veo que le cae una gran lágrima por su mejilla izquierda.

“Sí, lo sé”, le digo. Otra vez sin palabras, añado “Ae, voy a comprar un helado para que nos sentemos aquí comiendo helado y hablando con Bombom, ¿te gusta la idea?”

“Sí señor, muchísimas gracias señor”, dice ella, y se las arregla para regalarme una sonrisa encantadora.  “A Bombom le gustan mucho los helados”, me dice la niña, y ahora sus ojos están llenos de lágrimas jóvenes, tristes.

En la cultura y creencia tailandesa, todos los seres que viven bajo el mismo sol merecen el mismo respeto. Las especies no importan. Ellos aman a sus mascotas y cuando llegan a la edad de morir, algunos tailandeses los llevan al templo local para que puedan morir en paz, en compañía de los monjes y cerca de Buda. Por eso siempre hay muchos perros alrededor de los templos, y a veces es un problema real. Los templos son pobres. Un monje posee sólo siete artículos. Los vecinos cocinan para ellos y para los perros por la mañana antes de ir a trabajar.

Sawasdee khrap,

ชีวิต ที่ด

La vida es maravillosa.

R—

Related articles

Guinea Pig Camps, los talleres de entrenamiento con cobayas

Traducido por Victor Ros Pueo.

Bienvenidos a los Guinea Pig Camps, los talleres de entrenamiento con cobayas!

Las cobayas, Cavia porcellus, son comúnmente conocidos como “conejillos de indias”.

Así que te gusta el trabajo de detección y los trucos de agility, que está fascinado por la detección de minas terrestres de los “Hero Rats”,  y te gustaría aprender algunos trucos para mejorar como entrenador de perros. No te voy a enseñar a entrenar un perro de detección de la policía, o una rata para la detección de minas, eso está reservado para los profesionales en esas áreas, pero te indicará cómo entrenar a una cobaya para detectar el tabaco y pólvora, y para realizar trucos de agility.

Police guinea pig

Guinea pig policía ? Todavía no, pero quién sabe! Puedes ser el entrenador del primero guinea pig detector de tabaco y pólvora.


¿Por qué deberían los entrenadores de perros entrenar cobayas?

Entrenar perros es fácil comparado con entrenar otros especies debido a la especial relación entre los seres humanos y perros. Los perros tienden a pasar por alto la mayor parte de nuestros errores y nos suelen dar una segunda oportunidad. Los animales que no tienen una relación tan estrecha con los seres humanos son mucho menos tolerantes por lo que es una alta prioridad ser precisos, para planificar su entrenamiento, para desarrollar tus habilidades de observación y de tener un plan B disponible. Entrenando cobayas te ayudará ser mejor entrenador de perros; más atento a los perros, más atento a los detalles y más receptivo a la retroalimentación que su perro le ofrece.

Otra ventaja de entrenar cobayas es que no tendrá un fuerte vínculo con la cobaya que entrena y por lo tanto serás más objetivo que en el entrenamiento de tu perro. No se han desarrollado malos hábitos, ya que el entrenamiento de cobayas será nuevo para ti. No te identificaras con la cobaya de la misma manera que los dueños de perros se identifican con sus perros, por lo que no te sentirás avergonzado si tu cobaya comete un error.

El entrenamiento de cobayas mejorará tus conocimientos teóricos, así como tus habilidades mecánicas. Te sorprenderás de lo mucho que se puede enseñar a una cobaya en apenas cuatro días!


Guinea Pig, Cavia porcellus, also called Cavies.

El Guinea Pig, Cavia porcellus, es un animal social. Su vista no es tan buena como la nuestra, pero tiene buen sentido del oído, el olfato y el tacto.


Las Cobayas y equipos

Cada equipo de tres estudiantes tendrá una cobaya para entrenar, una caja de entrenamiento, los obstáculos de agility, golosinas y un silbato (o clicker). Cada estudiante dentro de su equipo se turnará para ser entrenador, observador y operador de cámara. Los entrenadores entrenan, el observador registra la sesión y asegura que sigue el previamente diseñado POA (Plan de Acción), y el operador de cámara graba todas las sesiones. Puesto que los tres seguirán un plan cuidadosamente diseñado, no hay ningún problema para que los tres puedan tunarse para entrenar la misma cobaya.

El entrenamiento del equipo será en su mayoría consistente, pero, en caso de producirse pequeñas variaciones, los vamos a considerar como una ventaja, y una oportunidad de comparar factores que pueden haber influido en el entrenamiento. Es por eso que todas las sesiones son filmadas.

Un día en el campamento

Un día comienza a las 9 am y termina a las 17:00. El almuerzo será 12:00-13:00. Los equipos decidirán cuándo tomar un descanso.

Alrededor del 60% del curso se compone de una formación práctica y el 40%  restante es dedicado a los problemas teóricos tales como el diseño de los POA, la revisión de las sesiones de entrenamiento, estudiando videos, briefing y debriefing equipos.

El número máximo de alumnos es de treinta (diez equipos).

Requisitos previos

Haber leído “Los 20 principios que todos los entrenadores de animales deben saber.” Haga clic en el enlace (próximamente) para acceder al manual gratuito (traducciones al francés, español e italiano estará disponible en breve).

 

Guinea Pig: vocalization is their primary means of communication.

La vocalización es el principal medio de comunicación del conejillo de Indias. En nuestro campo se aprende a distinguir entre diferentes sonidos.


Honorarios

Como queremos ofrecer a todos la oportunidad de asistir a un campamento de Guinea Pig, mantenemos los honorarios bajos: 395 euros (en Europa), USD 495 (en los EE.UU.), AUS 495 (en Australia), CND 495 (en Canadá) y JPY 44,500 (en Japón). Esta tarifa no incluye el alojamiento, el transporte o las comidas.

Los organizadores del evento puede que necesiten ajustar estas tasas ligeramente para adaptarse a las condiciones locales (por favor, ver sus sitios web individuales).

Fechas, lugares y registro

Para registrarse, por favor, utilice los datos de contacto de abajo.

Hasta pronto

Nuestros Guinea Pig Camps es algo que tendrás que experimentar. Es increíble lo mucho que estas pequeñas y lindas criaturas pueden aprender, y lo mucho que nos pueden enseñar. No te preocupes si te enamoras con tu cobaya, te lo podrás llevar a casa después del taller, es decir, si te lo permiten sus compañeros de equipo.

En los Guinea Pig Camps se trata de aprender, disfrutar del trabajo en equipo y divertirse!

Roger Abrantes 

 

16 cosas que debería dejar de hacer para tener una vida más feliz con tu perro

Roger Abrantes in 1986 howling with husky.

Foto de la portada del libro del autor de 1986 “Hunden, vor ven” (“El Perro, Nuestro Amigo”) (foto de Ole Suszkievicz). 

16 Things You Should Stop Doing In Order To Be Happy With Your Dog” traducido del Inglés por Victor Ros.

Aquí tienes una lista de 16 cosas que debería dejar de hacer para tener una vida con tu perro más feliz y una relación más fuerte. ¿Difícil? Para nada. Sólo necesitas querer hacerlo y, a continuación, simplemente hacerlo. Puede comenzar tan pronto como termines de leer esto.

1. Deja de ser quisquilloso—No te preocupes y sé feliz (don’t worry, be happy)

Como la mayor parte de cosas en la vida, ser un perfeccionista tiene sus ventajas y desventajas. Cuando posees un perro, tiendes a vivir según la Ley de Murphy. Cualquier cosa que puede ir mal irá mal. Hay tantos variables que las cosas rara vez van 100% la manera esperada. Puedes y debes planear y entrenar, pero tienes que estar preparado para aceptar todo tipo de variaciónes, improvisaciones y pequeños percances a lo largo del camino, siempre que nadie se haga daño, por supuesto. ¿Después de todo, en la mayor parte de situaciones, menos que perfecto es mejor que bueno, entonces, por qué la preocupación sobre la perfección, un concepto que sólo existe en tu cabeza y no hace a nadie feliz, ni a ti, ni a tu perro?

2. Deja de ser demasiado serioRíete (have a laugh)

Si no tienes buen sentido del humor, no vivas con un perro. Ser propietario de perro da ocasión a contratiempos donde la risa es la mejor salida. Los contratiempos sólo son embarazosas en nuestras mentes. Tu perro no sabe siquiera lo que quiere decir verguenza, deberias seguir su ejemplo. Mientras nadie se haga daño, riete de los errores que cometeis tu y tu perro.

3. Deten tu deseo de controlarlo todo—Tomarlo como viene (take it as it comes)

Cuando la vida con un perro es a menudo dictada por la ley de Murphy, si intenta controlar cada movimiento de tu perro, acabara con una úlcera o caeras en una depresión. Renuncie tu necesidad de control. Por supuesto, debe tener un control razonable sobre tu perro por razones de seguridad, pero debe dejar ir todo aquello que no es una cuestión de vida o muerte. Reglas razonables sirven un propósito, pero el control total es innecesaria y contraproducente. Tomarlo como viene y seguir sonriendo!

4. Deja de imputar la culpa—Avanzar (move on)

Cuando las cosas van mal, y lo harán, les aseguro, no pierda el tiempo repartiendo culpas. ¿Fue tu culpa, culpa del perro, o culpa del gato del vecino? ¿A quién le importa? Sigue adelante aunque toda la escena te produjo tristeza, intenta prever una situación similar en el futuro y como evitarlo. Si no ha sido gran cosa, olvidate del asunto.

5. Deja de creer en los cuentos de vieja crítico (be critical)

El mundo está lleno de cuentos de viejas, irracionales y sin fundamento. Hoy día, el Internet nos proporciona rápido y fácil acceso a mucha información valiosay tambien un montón de basura: malos argumentos, malas definiciones, reclamaciones infundadas, falacias, estados emocionales, pseudociencia, promociones de ventas, agendas políticas ocultas, predicaciónes religiosos, etc… Por supuesto, en nombre de la libertad de expresión, creo todos deberían poder publicar cualquierles gusta, incluso la bazofia más pura y más refinada, pero tanto yo como tu también tenemos el derecho a no creernoslo, haciendo caso omiso de ello. Utilice tu pensamiento crítico. No deje de preguntar “¿Cómo puede ser?” y “¿Cómo llegó a esa conclusión?” Suspende el juicio y la acción hasta que hayas tenido tiempo para reflexionar, si es necesario, busca una segunda o tercera opinión. Si el argumento es sólido y le gusta, entonces hágalo. Si el argumento es sólido pero no te gusta, no hacerlo y pensar más sobre ello. Si el argumento es poco sólido, rechazalo y no pienses más sobre ello. Convencete a ti mismo y haz lo que piensas es correcto.

6. Deja de preocuparte por etiquetas—Sé libre (be free)

Estamos sobre-inundados por las etiquetas porque las etiquetas venden, pero sólo venden si los compramos. ¿Deberias ser positivo, ultra-positivo, R+, R++, R+ P-, equilibrado, naturalista, moralista, conservador, realista, progresivo, o dueño clickeriano o autoritario del perro? Deje de preocuparte sobre qué etiqueta debe portar. Cuando disfrutas de un gran momento con tu perro, la etiqueta que llevas es irrelevante. Una etiqueta es una carga; te restringe y te quita tu libertad. Las etiquetas son para personas inseguras que necesitan esconderse detrás de una imagen. Cree en ti mismo, sea el tipo de propietario de perro que quieres ser y no necesitará etiquetas.

7. Deja de preocuparte sobre lo que piensan los demás—Vive tu vida (live your life)

Pasas muy poco tiempo con la mayoría de la gente que conoces, significativamente más con la familia y amigos cercanos, pero vives toda la vida contigo mismo. Así que, ¿qué importa lo que otras personas piensan acerca de su habilidad como propietario de perro, o del comportamiento de tu perro, cuando es probable que no les veas de nuevo o sólo les veremos esporádicamente? Si les gusta tu y tu perro, bien. Si no, realmente no es tu problema.

8. Deja de quejarte—No pierdas tu tiempo (don’t waste your time)

Sólo tienes un problema cuando hay una discrepancia entre la forma en que las cosas son y lo que esperas que sean. Si tus expectativas son realistas, probar de hacer algo para alcanzarlas. Si no lo son, deja de quejarte, es un desperdicio de tiempo y energía. Si puede hacer algo al respecto, hazlo. Si no puedes, sigue adelante. Punto.

9. Deja de pedir disculpas—Sé tu mismo (be yourself)

No tienes que pedir disculpas ni por ti ni por tu perro por la forma en que sois. Mientras no molesteis a nadie, podeis hacer lo que querais y ser quien quereis ser. No tienes que ser bueno en nada, como Obedience, Agility, Musical Free Style, Heel Work to Music, Flyball, Frisbee Dog, Earth Dog, Ski-Joring, Bike-Joring, Earthdog, Rally-O, Weight Pulling, Carting, Schutzhund, Herding, Nose Work, Therapy, Field Trials, Dock Dogs, Dog Diving, Disc Dogs, Ultimate Air Dogs, Super Retriever, Splash Dogs, Hang Time, Lure Course Racing, Sled Dog Racing or Treibball; y no necesitas excusarte por ello. No hay que escusarse tampoco si tu perro no sabe sentar bien. Cambia lo que quieras y puedas cambiar y no pierdas tiempo y energia pensando sobre lo que no quieres, no necesitas o no puedas cambiar. Haz lo que tu y tu perro os gusta, como querais hacerlo, asi los dos resultais contentos. Es tan simple como eso!

10. Deja de sentirte mal—Actua ahora (act now)

Si no estás conforme con algún aspecto de tu vida con tu perro, haz algo para cambiarlo. Identifique el problema y establezca un objetivo, haz un plan e implementalo. Sentirse mal y culpable no ayuda a nadie—esto no te ayudara ni a ti, ni a tu perro, o los que mas quieres y con quienes compartes tu vida.

11. Pare tu impulso de poseer—Sé un compañero (be a mate)

La propiedad de los seres vivos es esclavitud; y afortunadamente la esclavitud ha sido abolido No te consideres como el dueño de tu perro. Piensa en tu perro como un compañero del cual eres responsable. No posees a tus hijos, tu pareja y tampoco tus amigos.

12. Detener la dependencia—Desatate (untie your self)

Amor nada tiene que ver con la dependencia, obsesión y el deseo, sino todo lo contrario. Ame su perro, pero no creas una dependencia mutua. Tenga vida propia y dé a su perro algún espacio. Tu perro y tu sois dos individuos independientes. Disfrute de vivir juntos como personas independientes, no siendo enviciado el uno al otro. Deje de proyectarse en su perro.

13. Deja de convertir tu perro en un sustituto—Muestra respeto  (show respect)

Un perro es un perro y en efecto es un notable ser vivo. Ámelo, disfrute de su compañía, pero no le haga un sustituto para un compañero humano, un amigo, un hijo o un cónyuge. Esperar que cualquiera pueda ser un sustituto es el mayor desrespeto que pueda cometer tanto hacia otro humano como hacia cualquier animal no humano, y a ti mismo. Dejarle cesar al perro en seguirte tu guion y comienza a amarlo como el perro que es.

14. Deja de racionalizar—Sé sincero (be truthful)

Todas las relaciones son intercambios: das y tomas. No hay nada malo con esto mientras hay equilibrio. Tienes que ser honesto contigo mismo: Que te da tu perro y que le das a tu perro? Si ves que uno de los dos es mayoritariamente uno que da o recibe, piensalo y reestablece el equilibrio. Tu perro te necesita tanto como tu a el, y no hay nada malo en ello, mientras los dos daís y recibís. No teneis el perro solo para salvar el pobre, pequeña criatura. Tienes el perro para que ambos podais gozar de una relacion solida y fructifera.

15. Deja de querer lo que no puede tenerSé feliz con lo que tiene (be happy with what you’ve got)

Esto es una característica humana muy común: siempre quiere lo que no tiene y es ciego a todo el bien que realmente tiene. Tu perro ya te da muchisimo y los dos podeis ser absolutamente felices juntos, aun cuando tu perro no es particularmente bueno en algo. Es asombroso como los dueños de perros suelen decir que ellos aman sus perros y aún asi pasan la mayor parte del tiempo tratando de cambiar su comportamiento. Concéntrese en lo que tiene, no en lo que no, aprécielo y agradezelo.

16. Deja de luchar contratigo mismo—Siga tu corazon (follow your heart)

Hay muchas maneras de ser un buen propietario de perro y el tuyo es unico y diferente a todos los demás. Es tu vida. Mientras que no perjudique a nadie, viva en la forma que te siente bien. Escuche a expertos, reflexione sobre su consejo, pero, al final de día, haga lo que siente es correcto para tí, siga tu corazón.

La vida es grande!

R—

Artículos Relacionados